Blankenese. Belleza a orillas del Elba.

Hamburgo es una de las ciudades más importantes de Alemania. Está situada al norte del país, es la ciudad con más puentes del mundo y es sede de la fábrica principal de Nivea no tiene mucho que ver con el post pero es un dato curioso. El agua es el elemento predominante, presente en sus numerosos canales, lagos y ríos. El río Elba es el más importante y tiene una gran afluencia de barcos, tanto de recreo como de transporte o mercancías. Es muy llamativo ver el paisaje que se crea en su inmenso puerto con las numerosas grúas y embarcaciones.

DSC02641

 

20140107_155243

Yo, como buen isleño, necesitaba encontrar algo que se pareciera a una playa, no solo por estar cerca del agua y la arena, sino también por curiosidad. Todo esto me llevó a un rincón de la ciudad, a orillas del Elba, que se llama Blankenese. Es un barrio con mucho encanto perteneciente a la región de Altona.

20140101_130209

Para llegar hasta Blankenese solo tienes que coger el S-Bahn, S1, dirección Altona y luego allí cambiar al S11 en dirección Blankenese. Desde el centro no se tarda más de una hora. Una vez allí tienes que orientarte un poco y caminar en dirección al río. Si no consigues orientarte pregunta, que la mayoría de hamburgueses se prestan a ayudar y encima suelen tener buen nivel de inglés  por si no te las apañas con el alemán. El punto de referencia que te suelen dar son unas escaleras que bajan hacia el río entre casas muy pintorescas y jardines, que finaliza en la orilla del río.

20140101_124642 20140101_124743 20140101_125030

Una vez llegas a la orilla, ya puedes disfrutar de la arena y todo el paisaje que te ofrece el Elba y la perspectiva del pueblo desde su parte más baja. En primavera y verano es muy típico que los hamburgueses se acerquen hasta aquí a disfrutar del sol, dar un paseo o hacer un picnick. Sus casas, calles, paisajes y entorno natural lo convierten en una visita obligada si estás por Hamburgo.

20140101_132232 20140101_130852 20140101_130722 20140101_130411

¿Lo mejor? Es muy fácil de llegar y no está muy lejos del centro de la ciudad. ¿Lo peor? Si vas en invierno como yo, no vas a disfrutarlo igual que si vas con las temperaturas un poco más altas. De todas formas merece la pena pasar una tarde paseando por este rincón de Hamburgo.  🙂

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *